Creatividad

La creatividad, denominada también inventiva, pensamiento original, imaginación constructiva, pensamiento divergente o pensamiento creativo, es la generación de nuevas ideas o conceptos, o de nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, que habitualmente producen soluciones originales.

Existen una serie de estudios en los que se compara a individuos creativos, seleccionados con base en sus logros y entre los que hay arquitectos, científicos y escritores, con sus colegas menos creativos. La diferencia entre los altamente creativos y los relativamente no creativos no reside en la inteligencia tal como ésta se mide en las pruebas de inteligencia. El individuo creativo puede, no obstante, diferenciarse de los demás en cuanto a los rasgos de su personalidad. Hay desde luego, muchas excepciones, pero en general se ha comprobado que el individuo creativo tiende a ser introvertido, necesita largos periodos de soledad y parece tener poco tiempo para lo que él llama trivialidades de la vida cotidiana y de las relaciones sociales. Los individuos creativos tienden a ser enormemente intuitivos y a estar más interesados por el significado abstracto del mundo exterior que por su percepción sensitiva.

Los individuos creativos muestran a menudo dificultad para relacionarse con las demás personas y suelen evitar los contactos sociales. A menudo, muestran inclinación a considerar que la mayoría de la gente normal es simple, así como tendencias de dominio sobre los demás, lo que los aleja de establecer relaciones humanas en un grado de igualdad. Los individuos creativos parecen también estar relativamente liberados de prejuicios y convencionalismos, y no les interesa particularmente lo que sus semejantes o cualquier persona piensen de ellos. Tienen poco respeto por las tradiciones y reglas establecidas y por la autoridad en lo referente a su campo de actividad, prefiriendo fiarse de sus propios juicios. Los varones creativos obtienen a menudo resultados altos en los tests de "feminidad", lo cual indica que tienen una mayor sensibilidad y son más conscientes de sí mismos y más abiertos a la emoción y a la intuición que el hombre medio de la cultura occidental. Una carácterística es la preferencia por la complejidad.

Entre individuos de personalidad creativa pueden distinguirse, a grandes rasgos, dos grupos distintos: el artístico y el científico. Las carácterísticas fundamentales son las mismas en ambos, pero, en general, el artista es más dado a expresar su inconformidad tanto en su vida como en su trabajo, que el científico. El artista informal es corriente, pero el científico anticonvencional es relativamente raro. Los artistas y científicos creativos tienden, incluso a ser más estables emocionalmente que las personas corrientes y cuando esto no sucede así, su inestabilidad se manifiesta en forma de ansiedad, depresión, recelo social o excitabilidad, algo parecido a una neurosis plenamente desarrollada. Entre los artistas y escritores, el genio se confunde y se relaciona, a menudo, con la locura; en esta categoría de personas se manifiestan con excesiva frecuencia neurosis graves, adicción a las drogas, y al alcohol y diversas formas de locura. No existe mucha relación entre creatividad y cociente intelectual (CI); es perfectamente posible ser altamente creativo y tener una inteligencia normal, o poseer una gran inteligencia y carecer de capacidad creativa.

¿Qué suelen tener en común las personas creativas?

  • Confianza en sí mismo
  • Valor
  • Flexibilidad
  • Alta capacidad de asociación
  • Finura de percepción
  • Capacidad intuitiva
  • Imaginación
  • Capacidad crítica
  • Curiosidad intelectual
  • Carácterísticas afectivas de sentirse querido y protegido
  • Soltura y libertad
  • Entusiasmo
  • Profundidad
  • Tenacidad

Crisis

Es la pérdida de control del sistema sobre su propia historia a causa de una puesta en cuestión del modelo de relación. Es un fenómeno transicional complejo a través del cual un sistema humano puede pasar de un estado de estabilidad a otro. La naturaleza de la crisis y sus consecuencias son diferentes según que la crisis toque las funciones reflexivas (crisis autorreferencial) o las funciones transitivas (crisis heterorreferencial) del sistema. La ansiedad provocada por la crisis autorreferencial lleva a menudo a la transmutación de la crisis en patología localizada sobre la que es formulada una petición.

Deformación catatímica

Fenómeno por el cual el estado de ánimo deforma la percepción.

Delirio

Tener un conjunto de creencias sistematizadas sobre algo particular, pero que no es típico en la sociedad donde se vive.

Despersonalización

Pérdida del contacto consigo mismo (autopercepción). El rasgo esencial es la presencia de uno o más episodios de despersonalización que afectan a la vida social o laboral. El diagnóstico no debe hacerse cuando el síntoma es secundario a otra alteración (esquizofrenia, trastornos afectivos, trastornos mentales orgánicos, trastorno por ansiedad, epilepsia). El síntoma de despersonalización supone una alteración en la percepción o experiencia del Yo, de tal manera que el sentimiento habitual de la propia realidad se encuentra temporalmente perdido o cambiado, lo que se manifiesta por una sensación de autoextrañamiento o de irrealidad que puede abarcar desde el sentimiento de que las extremidades propias han cambiado de tamaño, hasta la experiencia de percibirse a uno mismo desde cierta distancia. Además, el individuo puede sentirse «autómata» o como si estuviera en un sueño. También se dan a menudo varios tipos de anestesia sensorial y sentimientos de no controlar por completo las propias acciones. Todos estos sentimientos son egodistónicos y por lo general el individuo mantiene intacto el correcto enjuiciamiento de la realidad. El comienzo de la despersonalización es rápido y su desaparición más gradual.