Autoridad y disciplina

Aparecen hermanadas como dos facetas de una misma realidad educativa, tendente a la consecución de un ser equilibrado ante los valores y capaz de integrar las exigencias que se derivan de cuanto venga del exterior y como consecuencia interna de la elaboración personal de pautas, normas y valores.

En la familia es útil determinar cuál es el tipo de autoridad y disciplina predominante -autoritarismo estable, autoritarismo inestable, sobreprotección o independencia creadora.