Abreacción

Estado de la persona por el que se reviven intensamente acontecimientos pasados, con los sentimientos que van asociados. Similar aunque más intenso que la catarsis.

Actings

Acciones musculares susceptibles de “estresar” los músculos correspondientes, haciéndoles vibrar, hasta provocar una “abreacción emocional” (…) Estos movimientos deben tener una duración de 15 minutos aproximadamente en vegetoterapia y de 5 a 7 minutos en Psicoterapia breve caracteroanalítica, durante los cuales el terapeuta observa y promueve el contacto. Básicamente son el hilo conductual de la sistemática a través del cual se desarrolla el insight, la libre asociación y la elaboración del material.

Adaptarse

¿Qué implica para un ser humano “adaptarse”? Como mínimo, se trata de un doble proceso perma­nente (biológico y cultural), de carácter negantrópico, dividido en dos momentos ele­mentales (asimilación de información y acomodación al entorno cambiante) que nos induce a actuar para mejorar el bienestar y para asegurar el proceso vital el máximo tiempo posible. En un sentido general, adaptarse es el hecho de ajustarse a unos fines cambiantes. En el ser humano la adaptación actúa por el procedimiento de modificarse a sí mismo, de modificar la realidad externa o ambas cosas al mismo tiempo, siguiendo los patrones culturales y cognitivos de que cada uno dispone, los cuales indican la orien­tación hacia la que han de operar tales acciones adaptativas. Por tanto, al hablar de los procesos adaptativos en el ser humano hay que entenderlo bajo un doble sentido; pasivo y activo, pasivo: los cambios del entorno producen en nosotros alguna modifi­cación, lo queramos o no; activo: modificamos a voluntad nuestro entorno y tratamos de recodificar nuestros mapas cognitivos, patrones internos, forma cultural y pautas de conducta de cara a mejorar el tipo de respuestas que damos.

Alaya – vijnana

Depósito de conciencia, según la escuela Cittamatra de principios budistas, la fuente de toda conciencia del ser humano.

Alegoría

En pintura, representación simbólica. Forma de comunicación en función de la cual una cosa representa a otra diferente. La venda y las alas de Cupido son una alegoría. Figura retórica que consiste en hacer patente en el discurso, por medio de varias metáforas consecutivas, un sentido recto y otro figurado (ambos completos) a fin de dar a entender una cosa expresando otra diferente.

Alianza de trabajo

Dentro del léxico psicoanalítico se lo debemos, en gran medida, al prestigioso psicoanalista vienés Richard Sterba (1898-1989). Este analista explica el concepto sobre la base de la disociación a la que se ve sometido el yo del sujeto en análisis. Cuando una parte del yo del analizado colabora con el analista se constituye la alianza de trabajo, lo que implica que el sujeto va a poner su atención en comprender sus impulsos más profundos así como sus defensas y resistencias a tomar contacto con el material conflictivo, así el análisis puede avanzar.

Alienación

Enajenación, extrañamiento. Estado experimentado al sentirse extranjero. Término del psicoanálisis clínico que indica estados conflictivos (autoalienación, pérdida del sentido de la identidad, sentimiento de despersonalización), cuya causa es la presión ambiental.

Alma

El término alma o ánima (del latín anima) se refiere a una entidad inmaterial que poseen los seres vivos. La descripción de sus propiedades y características varía según diferentes tradiciones y perspectivas filosóficas o religiosas. Etimológicamente la palabra del latín anima se usaba para designar el principio por el cual los seres animados estaban dotados de movimiento propio. En ese sentido originario, las plantas, los animales y los seres humanos estarían dotados de alma.

Ver Siete sermones a los muertos.

Almagesto

Almagesto es el nombre árabe de un tratado astronómico escrito en el siglo II por Claudio Ptolomeo de Alejandría, Egipto. Contiene el catálogo estelar más completo de la antigüedad que fue utilizado ampliamente por los árabes y los europeos hasta la alta Edad media, y en el que se describen el sistema geocéntrico y el movimiento aparente de las estrellas y los planetas. Ptolomeo basó su trabajo en el catálogo estelar realizado anteriormente por Hiparco de Nicea. Dado que el catálogo estelar de Hiparco se ha perdido, es imposible saber hasta qué punto ambos catálogos eran similares. En el Almagesto, Ptolomeo presentó la descripción de las 48 constelaciones clásicas y creó un refinado sistema para explicar los movimientos aparentes de los planetas en un sistema geocéntrico en el que el Sol, la Luna y los planetas giraban alrededor de la Tierra en círculos epic´clicos. El Almagesto consta de 13 volúmenes.

Alquimia

El arte de la alquimia constituye algo más que la expresión precientífica de la química. Jung señala que los alquimistas se guiaban por axiomas como el siguiente: Aurum nostrum non est aurum vulgo (“Nuestro oro no es el oro vulgar”), clara alusión a su ir “más allá” de la materia. Es cierto que el trabajo del alquimista sobre la materia representaba un intento de penetrar en las claves de las reacciones químicas, pero no lo es menos que, simultáneamente, se establecía un proceso paralelo, en el que la proyección del material psíquico facilitaba que el camino a recorrer se concibiera como una senda de desarrollo y transformación espiritual. Quien busca seriamente la lapis philosophorum (piedra filosofal) ingresa en una vía en la que el conocimiento implica una autotransformación, representada en la figura de la transmutación de la materia.

Alucinación

Percepción sin objeto. Se clasifica según el canal sensorial en el que se presenta: visual, auditiva, olfatoria, gustativa o táctil; junto a las percepciones táctiles se consideran, además, las relativas al estado del propio cuerpo. En ocasiones se confunde la alucinación con la hiperestesia (condición en la que se percibe de manera intensa o muy viva). Las ilusiones son deformaciones perceptivas en las que el deseo o el estado emocional afecta al modo de captar un objeto o una persona. Lo alucinado visualmente tiene distinto valor según las culturas. Asi, la tradición occidental las considera generalmente vinculadas a la ingestión o privación de sustancias psicoactivas incluyendo el alcohol, mientras que en las llamadas «culturas preliterarias» lo visual concreto es más relevante que lo auditivo abstracto. A lo largo del tiempo, la humanidad ha sido capaz de orientarse pasando de lo concreto a lo abstracto como punto de referencia. El momento histórico a partir del cual lo abstracto auditivo va tomando prioridad sobre lo concreto visual se sitúa en la Grecia clásica. La búsqueda de visiones ha sido una forma analógica (no lógica) de buscar conocimiento en la tradición chamánica. Normalmente, suele ser solitaria y en contacto con la naturaleza, aunque también puede facilitarse con el uso ritual de distintas sustancias llamadas enteógenas de cuyo estudio científico se encarga la Enteobotánica, rama de la Etnobotánica.

Una alucinación es una percepción que no corresponde a ningún estímulo físico externo. Sin embargo, la persona siente esa percepción como real. Es un fenómeno en el que una realidad completamente convincente envuelve a una persona, con sus ojos abiertos, una realidad que solamente esa persona puede experimentar e interactuar con ella. Es una pseudo-percepción dada la ausencia de un estímulo externo. En ese sentido es distinta de la ilusión, que es una percepción distorsionada de un estímulo externo efectivamente existente. Las alucinaciones pueden ocurrir en cualquier modalidad sensorial – visual, auditiva, olfativa, gustativa, táctil, proprioceptiva, equilibrioceptiva, nociceptiva, termoceptiva o varias mezcladas.

La alucinación como experiencia es de interés para varias ciencias tales como la psiquiatría, la neurología y la psicología. Como tal la alucinación es una palabra recurrentemente mencionada en trastornos tales como algunas variantes de esquizofrenia y la epilepsia, aunque técnicamente aparece también mencionada en experiencias místico-religiosas, y así también como parte del consumo de drogas y estupefacientes al igual que la presencia de cáncer y también en los trastornos del sueño.

Hay estudios que muestran que las experiencias alucinatorias son comunes en la población general. Se piensa que es de particular importancia el neurotransmisor dopamina en estas disfunciones. A veces el cerebro construye sensaciones erróneas cuando no debería hacer nada. Por ejemplo, algunas personas que tienen un defecto en la retina, por enfermedad o accidente, empiezan a ver objetos dentro de esa zona físicamente ciega llamada escotoma. Esto es así porque al no haber señal desde la retina, el cerebro se halla ante el dilema de borrar la zona visual dañada o empezar a rellenarla de forma impredecible. Otro ejemplo de alucinación se da en el caso de miembros amputados en los que el paciente empieza a experimentar miembros fantasmas: los sigue sintiendo a pesar de que ya no los tiene. Esto es así por la misma razón que el escotoma: el cerebro se halla ante el dilema de “amputar” funcionalmente el área del cerebro encargada del miembro amputado o rellenarlo de forma imprevisible.

Por lo general las alucinaciones no se analizan como un aspecto separado sino dentro de un cuadro más general de trastornos relacionados a estos episodios alucinatorios.

Producir alucinaciones es una propiedad que se atribuye comúnmente a las drogas psiquedélicas, pero en la realidad es una experiencia prácticamente inexistente en el uso de dichas sustancias. En casi todas las experiencias psiquedélicas vividas por personas normales y sanas, se es consciente del entorno en el que se está. Las distorsiones visuales son frecuentes, pero nunca son confundidas con la realidad objetiva por el sujeto: la persona sabe que son distorsiones visuales y se las aprecia como tal.

Ambientalismo

Es un término utilizado para indicar que todo lo que el organismo hace es reaccionar mecánicamente a las provocaciones del ambiente, de ahí el nombre. Quienes suscriben este punto de vista consideran al organismo en relación con su entorno, tanto físico como social, y suponen que todo lo que el individuo es y hace se debe al ambiente y no a la voluntad, estando regulado por factores externos, y no por factores o decisiones internas.

Ambivalencia

El término ambivalencia fue acuñado por Bleuler (y más tarde utilizado por Freud) para describir tres aspectos dinámicos de la psique. Un primero voluntario y consciente, en relación a un problema de elección; el segundo, inherente a una posición intelectual contradictoria vis a vis de una cierta forma de pensamiento lógico; y un tercero, sobre el plano afectivo para describir la coexistencia de emociones contradictorias en relación a un mismo objeto… Hablamos de ambivalencia cuando encontramos contemporáneamente pulsiones de odio y de amor, agresividad erótica y destructiva. (Revista Energía, carácter y sociedad. F. Navarro. Vol. 6, nº2, pág. 151).

Amnesia psicógena

Es una incapacidad repentina para recordar informaciones personales importantes sin que haya un trastorno mental orgánico. El grado de alteración es demasiado grande para ser explicado a través del olvido ordinario. En la amnesia localizada existe un fallo para recordar todos los acontecimientos que se han presentado durante un período de tiempo circunscrito. La amnesia generalizada se caracteriza porque el fallo del recuerdo abarca toda la vida del individuo. En la amnesia continua el sujeto no puede recordar los acontecimientos que han tenido lugar desde un momento específico.

Amplificación

Se utiliza la amplificación buscando asociaciones con el material simbólico o mitológico que emerge (en sueños o en otros estados de la conciencia), en la medida en que se requiera, a menudo inducido por la falta de asociaciones personales o por la claridad del motivo.

Amuleto

Objeto que permite una defensa pasiva frente a intrusiones de carácter simbólico, mágico o análogas.

Anal, etapa

VER FASE ANAL.

Analepsis

Anacronía consistente en un salto hacia el pasado en el tiempo de la historia, siempre en relación a la línea temporal básica del discurso marcada por el relato primario. El resultado es una temporalización retrospectiva. Ver Flash-back.

Análisis del carácter

Es la elaboración de los conflictos asimilados por el yo, prestando atención analítica a los comportamientos del paciente. Es el análisis del cómo, dónde, cuándo y por qué, el sujeto se defiende.

Técnica desarrollada por W. Reich, en su periodo psicoanalítico, que viene a primar el análisis de resistencias vinculadas a determinadas posiciones caracteriales, en el proceso de elaboración psicoanalítico.

Análisis onírico

Como apunta el psiquiatra y psicoanalista Jorge Schneider, el análisis más profundo de la situación transferencial ha contribuido a disminuir la importancia del análisis de los sueños, salvo que éstos entronquen directamente con el material que va surgiendo en la relación terapéutica. En este sentido, el especialista en temas psicosomáticos y escritor Sami-Ali habla de la necesidad de hacer de la actividad onírica una constante de la situación transferencial. Interpretar equivaldría a determinar el lugar que ocupa el sueño en la relación terapéutica, cuyo sentido sería siempre relacional. El simbolismo sería secundario, porque la actividad onírica preexistiría a toda simbolización. Sin embargo en la clínica junguiana, el análisis del mundo onírico seguiría siendo la herramienta por antonomasia del trabajo psicoterapéutico.

Anamorfosis

Del griego, “formar de nuevo”. Término utilizado por Joseph Campbell como la capacidad de ver a través de los hechos fragmentarios y casuales de una vida aparentemente vulgar y que observados a través del espejo adecuado reflejan la epopeya clásica que estamos representando. En otras palabras, poder percibir el mito que nos está viviendo.

Angustia de castración

Temor (real o simbólico) que está representado en los genitales.

Anima

El aspecto femenino de la psique masculina. Anima mundi: el Alma del Mundo. Arquetipo, según la psicología junguiana, de lo femenino en la psique del hombre.Personificación de las tendencias psicológicas femeninas en la psique del hombre. El ánima muestra cuatro etapas de desarrollo (von Franz, 1980). En la primera aparece como la mera personificación del poder físico, representada en la figura del atleta. En la segunda, posee iniciativa y capacidad para planear la acción. En la tercera, se transforma en la palabra, apareciendo con frecuencia como profesor o sacerdote. Finalmente, en su cuarta manifestación, el ánima es la encarnación del significado. Está influido en el hombre por la figura de su madre.

Animales de poder

La relación casual o cotidiana con los animales puede producir cambios en la conducta, los sentimientos y la autoimagen. Cada animal es maestro en una enseñanza específica.

Animales de poder y sus equivalencias (según la clasificación de J. Sams):

Agritu: El mundo del espíritu
Alce: Fuerza interior
Ardilla: Almacenar
Ballena: Clariaudiencia
Búfalo: Abundancia
Búho: Ver lo oscuro o lo claro
Caballo: Poder
Ciervo: Gentileza
Conejo: Miedo
Corneja: Lo mágico
Coyote: Sentido del humor
Cuervo: La ley
Delfín: Comunicar con alegría
Halcón: Mensajes
Hormiga: Paciencia
Lince: Secretos
Lobo: Enseñar y aprender
Mariposa: Cambios
Mofeta: Reputación
Nutria: Los remedios de las mujeres
Oso: Introspección
Puerco espín: Inocencia
Perro: Lealtad
Puma: (León: liderazgo de, montaña)
Reno: Autoestima
Serpiente: Transformación
Zorro: Camuflaje

Animismo

Creencia que dota a toda la naturaleza, es decir, a todo lo vivo e incluso a los objetos o cosas, con un alma; a ello se vincula la idea de que tras la caza es necesario devolver el alma de los animales muertos. Por ello se solían celebrar ceremonias cuyo objeto era aplacar las fuerzas de la naturaleza que la caza había alterado.

El Animismo engloba diversas creencias en las que seres personalizados sobrenaturales (o espíritus) habitan objetos animados e inanimados. Si bien dentro de esta concepción caben múltiples variantes del fenómeno. Etimologicamente derivada del plural de la palabra latina ánima, originalmente significaría la creencia en seres espirituales, incluidas las almas humanas. En la práctica la definición se extiende a que seres sobrenaturales personificados (o almas), dotados de razón, inteligencia y voluntad habitan los objetos inanimados y gobiernan su existencia. Esto se puede expresar simplemente como que “todo está vivo”, “todo es consciente” o “todo tiene un alma”. En África el animismo se encuentra en su versión más compleja y acabada, siendo así que incluye el concepto de Magara o fuerza vital universal que conecta a todos los seres animados, así como la creencia en una relación estrecha entre el alma de los vivos y el alma de los muertos.En otros lugares el animismo es en cambio la creencia en que los objetos (como animales, herramientas y fenómenos naturales) son o poseen expresiones de vida inteligente.

Animus

El aspecto masculino de la psique femenina. Arquetipo, según la psicología junguiana, de lo masculino en la psique de la Mujer. Personificación de las tendencias psicológicas masculinas en la psique de la mujer. El ánimus muestra cuatro etapas de desarrollo (von Franz, 1980). En la primera aparece como la mera personificación del poder físico, representada en la figura del atleta. En la segunda, posee iniciativa y capacidad para planear la acción. En la tercera, se transforma en la palabra, apareciendo con frecuencia como profesor o sacerdote. Finalmente, en su cuarta manifestación, el ánimus es la encarnación del significado. Está influido en la mujer por la figura de su padre.

Anorexia

Falta de apetito. Cuando es patológica se llama «anorexia nerviosa». Es un grave trastorno que incluso puede acabar con la vida. Incluye grave pérdida de peso junto con profundos problemas de autoirnagen y deficientes relaciones interpersonales, especialmente con la madre.

Anorgonia

Falta de organización en el organismo. Puede ser espontánea (por ejemplo: anorgonía neonatal), morbosa (algunos tipos de shocks) y terapéutica (intolerancia energética y contracción precipitada, o sea retiro agudo de energía hacia el núcleo y su inmovilización).

Ansia

Entidad biofísica, derivada del bloqueo de los movimientos plasmáticos naturales. Es la percepción a nivel psíquico y somático de la creciente tensión interior (Or-Coraza).

Ansia de estasis

Ansia debida al estasis de energía sexual en el centro del organismo, cuando la descarga orgástica periférica es inhibida.